Rinoplastía – Cirugía de Nariz

¿Qué es una cirugía de nariz o una Rinoplastia?

La rinoplastia es una cirugía que busca mejorar la apariencia de la nariz. La cirugía modifica varios aspectos de la nariz, entre ellos: el tamaño en relación con el rostro, el largo, dorso y perfil de la nariz, modificando protuberancias o depresiones visibles, la punta de la nariz, los orificios nasales y asimetrías.

Si bien las imperfecciones suelen ser hereditarias, hay casos en los que pueden ser causados por heridas.

En los casos en los que se busca someterse a la operación por motivos puramente estéticos, el balance facial no sólo involucra la nariz, sino que también se debe tener en cuenta toda la estructura facial que afecta dicho balance, por lo que también se pueden tener que realizar implantes de mentón o rellenos de labios.

Si la operación se realiza para mejorar las funciones respiratorias, la cirugía puede hacerse en conjunto con una cirugía plástica de nariz o por sí sola. Será necesario realizar un examen para verificar las causas de esta dificultad respiratoria y priorizar su seguridad.

¿Soy un buen candidato?

Sin importar el motivo por el cual se realiza la cirugía, lo más conveniente es que ésta se realice una vez que el crecimiento facial sea completo, o sea alrededor de los 15 años. Los pacientes no deben tener enfermedades que pongan su vida en riesgo o condiciones médicas inestables, que no fumen y que tengan en mira objetivos realistas.

¿Existen otras opciones?

La alternativa a la rinoplastia es la bioplastia, que consiste en infiltrar ácido hialurónico o metacrilato en ciertas áreas de la región nasal, modelándola. Se debe tener en cuenta que los resultados son transitorios y nunca serán los mismos que los obtenidos con la rinoplastia.

¿Cómo es el procedimiento quirúrgico?

Como primer paso, tendrá la consulta con el Dr. Robles para acordar con él las modificaciones que se harán. Esta consulta apunta a educar al paciente en todo lo que concierne a la cirugía como las expectativas reales, los riesgos, el tiempo de recuperación y la duración de los resultados. Una vez completado este paso, estará listo para la cirugía.

El día de la cirugía, el Dr. Robles marcará y tomará fotografías de la zona que tratará. Luego de esto, el paciente será sedado y anestesiado para poder dar comienzo a la cirugía. La cirugía de nariz puede realizarse tanto con un procedimiento cerrado en el que las incisiones están ocultas en las fosas nasales, o con un procedimiento abierto que utiliza una incisión entre los orificios nasales. La cirugía puede reducir o aumentar la estructura nasal, el aumento se realiza mediante el implante de cartílagos u otro elemento, dependiendo del resultado buscado.

Una vez que se remodela la estructura interna de la nariz, se reacomoda el tejido y la piel de la nariz, luego se suturan las incisiones. Se le colocará una férula y vendas para crear un soporte hasta que comience la cicatrización. Aún cuando la inflamación inicial desaparece en unas semanas, continuará experimentando cambios graduales hasta alcanzar el resultado final un año después de la cirugía.

¿Cómo es la recuperación de la cirugía?

Al completar la cirugía, se colocarán tapones en las fosas nasales y férulas y vendajes externos para lograr un mayor soporte y protección para la nueva estructura nasal durante la cicatrización inicial. En este período es posible que aparezcan inflamación, moretones y dolores de cabeza, todos estos síntomas serán controlados con medicamentos y compresas frías que el Dr. Robles le prescribirá.

Durante los primeros días no podrá realizar esfuerzos excesivos y deberá mantener la cabeza erguida. Al mismo tiempo, no debe quitar los vendajes o tapones hasta que se le indique lo contrario en uno de los controles. Si usted cumple con estas simples indicaciones, tendrá un post-operatorio satisfactorio.

Tres días después de la cirugía, se quitarán los tapones nasales, mientras que se hará lo mismo con la férula diez días después de la operación. Una vez que se le haya quitado la férula podrá retornar a sus actividades laborales, siempre y cuando se cuide de no realizar demasiado esfuerzo. Su cuerpo seguirá cicatrizando por varias semanas, a medida que desaparece la inflamación, con lo cual podrá observar su nueva apariencia.

Deberá utilizar protección solar en el área para evitar quemaduras en la piel y lesiones en la cicatriz. Es extremadamente importante que proteja su rostro si realiza actividades físicas por al menos 6 semanas.

¿Cuáles son los riesgos?

Los posibles riesgos acarreados por esta cirugía son infecciones, sangrados o ruptura de pequeños vasos sanguíneos de la nariz. Existen también riesgos relacionados con la utilización de anestesia.

Por último, se debe tener en cuenta que, dependiendo de los resultados buscados, puede ser necesaria una segunda cirugía.

¿Cuánto tiempo durarán los resultados?

Usted podrá ver los resultados gradualmente, los resultados definitivos se verán aproximadamente entre seis y doce meses después de la cirugía.

Si bien por lo general los resultados son permanentes, el cartílago (la base principal de soporte de la estructura de la nariz) está en continuo crecimiento y movimiento es posible que haya un cambio mínimo en el resultado original de la operación.

¿Qué necesito para la cirugía?

Una vez que usted haya discutido todos los detalles de la cirugía con el Dr. Robles, él le entregará documentación relacionada con el procedimiento. Entre otros, la documentación incluirá un consentimiento informado de la cirugía, que deja constancia escrita de que usted ha sido informado y entendido el tipo de intervención al que se somete, así como también los riesgos y obligaciones que la misma acarrea.

Además se le entregará una declaración jurada de sus antecedentes médicos. Usted deberá leer y completar ambos en el momento en que le son entregados, pero no los firmará hasta el día de la cirugía en Clínica Robles.

Para cuidar su salud y poder realizar la cirugía sin inconvenientes, el Dr. Robles indicará la realización de exámenes prequirúrgicos que incluyen análisis de sangre completos, electrocardiogramas y riesgo quirúrgico así como también ecografías de ser necesario.

Es extremadamente importante que usted cumpla con todas las instrucciones del Dr. Robles, así como también que tenga con usted cualquier medicamento u otro elemento que el doctor le haya indicado. La medicación variará de acuerdo al tipo de intervención o los antecedentes médicos que usted declare en las consultas previas, por lo que es muy importante que esa información sea fidedigna.